viernes, 22 de septiembre de 2017
Buscar
OTRAS VERSIONES DEL ARTÍCULO
ENLACES DE INTERÉS
  • Acceda a los enlaces más importantes sobre linfomas y mielomas.
Ver enlaces
SELLOS DE CALIDAD
  • Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
  • Web Médica Acreditada. Ver más información
  • Web de interés sanitario
> linfomas > informacion general util en linfoma y otros sindromes linfoproliferativos > la vida diaria del paciente (revisión el 22-9-2013)

Imprimir

LA VIDA DIARIA DEL PACIENTE. HIGIENE Y CONTACTO CON PERSONAS, ANIMALES Y PLANTAS


Revisado por FJ Capote el 22.09.2013

HIGIENE CORPORAL
El paciente que está recibiendo tratamiento por un síndrome linfoproliferativo (mieloma, linfoma) no requiere medidas ni elementos especiales de limpieza o aseo, aunque debe observar algunas normas básicas del tipo de las que se mencionan a continuación.
Para una mejor limpieza de la piel, el paciente debe tomar a ser posible una ducha diaria utilizando un jabón suave.
Debe prestar atención especial a la zona perineal y extremar la limpieza perianal tras cada evacuación intestinal, así como secar la uretra después de cada micción. Las mujeres deben limpiarse el periné siempre de delante hacia atrás para que no haya arrastre microbiano capaz de ocasionar infección urinaria. No es recomendable el uso de enemas, supositorios, termómetros rectales u otros utensilios que pudieran producir lesiones mucosas en esa zona.
Debe cuidar los accesos venosos, evitando, en su caso, la penetración de agua en catéteres.
Debe lavar cuidadosamente las manos tras la evacuación vesical e intestinal, y siempre inmediatamente antes de las comidas. En caso de niños, el lavado de manos será supervisado por un adulto.
Se debe prestar atención al cuidado bucodental y especialmente en los periodos de neutropenia y trombocitopenia. Es recomendable realizar enjuagues bucales 4-6 veces al día, especialmente si persiste algún grado de mucositis. Si no hay contraindicación debe cepillarse los dientes al menos tres veces al día. Los cepillos eliminan los residuos dentales de modo más eficaz que las esponjas, gasas o torundas de algodón, por lo que son preferibles a éstas medidas. Emplear cepillos de dientes de cerda suave, frotando las encías sin fuerza, al menos hasta que el médico autorice las maniobras habituales. Evitar el empleo de cualquier elemento potencialmente dañino (palillos de dientes, por ejemplo). El consejo del dentista resulta muy valioso y se recomienda para las medidas de higiene, pero no se deben realizar prácticas de intervención en la boca sin el previo conocimiento y autorización del médico. Los pacientes que vayan a recibir o estén recibiendo tratamiento con bisfosfonatos, por estar en riesgo de sufrir osteonecrosis mandilbular, deberán seguir unas recomendaciones especiales, que su médico les señalará. Las prótesis dentales no se deben colocar si hay mucositis.
Extremar la precaución al recortar las uñas y el pelo, haciéndolo a ser posible con instrumentos romos.
Las personas que estén al cuidado directo de los pacientes deberán lavarse cuidadosamente las manos inmediatamente antes de atenderlos.

CONTACTO CON PERSONAS
Los pacientes sometidos a tratamiento deben evitar cualquier riesgo de contraer infecciones transmitidas por otras personas, especialmente las de tipo catarral para lo que se deben evitar en lo posible el contacto cercano con personas afectas de enfermedad respiratoria así como las áreas concurridas (por ejemplo, ascensores, recintos comerciales), en las que es probable la relación con personas afectas de infección respiratoria aguda.

ANIMALES DE COMPAÑÍA
Se recomienda, como medida general, minimizar el contacto con animales de compañía, aunque no está prohibido de forma sistemática, a menos que estén enfermos.
Entre las precauciones a adoptar para evitar problemas derivados de estos animales se pueden citar las siguientes:
Asegurarse de que no existe riesgo en el animal de transmisión de enfermedad al paciente inmuno-comprometido (visita al veterinario en una fase anterior de la enfermedad).
Vigilar cuidadosamente la salud del animal que ha de hacer compañía al paciente.
Alimentar al animal con productos comerciales de calidad, evitando que tome alimentos que pudieran causarle un trastorno transmisible.
Evitar que el animal se relacione con otros no controlados, acceda a basuras o, en general, acceda a ambientes de riesgo infeccioso.
Cuando acaricie o juegue con algún animal de compañía debe lavarse después las manos, y de forma especialmente cuidadosa antes de las comidas.
Deben evitarse actividades como limpiar jaulas o cualquier otra que pueda suponer contacto con las heces de los animales.
En caso de cualquier duda, especialmente si aparece diarrea en el animal, se debe recurrir al veterinario.

PLANTAS
Aunque no está completamente establecido que pueda existir riesgo de infección por hongos a través de las flores y plantas, es aconsejable adoptar precauciones mientras existan neutropenia y/o trombocitopenia, así como inmunosupresión grave.
Las flores, frescas o secas, pueden contener agentes del género Aspergyllus, lo mismo que la tierra de las macetas, por lo que no es recomendable su instalación cerca del paciente.
Cuando manipule plantas o tierra deberá hacerlo con guantes desechables, que se colocará inmediatamente antes de hacerlo, retirándolos al terminar.
Tras manipular plantas o flores, es importante que lave cuidadosamente las manos.

JUGUETES
Las áreas de juego de los pacientes pediátricos receptores de un trasplante de médula deben ser bien limpiadas y desinfectadas al menos una vez por semana y cada vez que sea necesario. Además es preciso adoptar otras medidas de protección como las que siguen:
Utilizar solamente juguetes y objetos que puedan ser limpiados y desinfectados en caso de necesidad.
Los juguetes, vídeos y otros objetos deben ser lavados o limpiados con soluciones antisépticas de forma rutinaria.
Se evitará que el niño se introduzca objetos en la boca, o que lo hagan otros compañeros de juegos.
Si se trata de juguetes desmontables, es recomendable limpiar cada una de las piezas por separado.
Los juguetes de plástico duro, y aquellos objetos en que ésto sea posible, se deben frotar con agua jabonosa, aclarar con agua limpia y secar bien a continuación.
Los juguetes de tela o peluche deben ser lavados o limpiados en seco antes de ser utilizados por el niño.
En todos los casos, el lavado de manos del paciente será supervisado por un adulto.

Bibliografía

Gil JL. Higiene corporal y contacto con otras personas, animales y plantas. En: Capote FJ, García Nieto A. (eds) (2005) Linfomas. Información para pacientes y cuidadores. Cádiz.

Última actualización - 22.09.2013


Linfomaymieloma.com 2007
  • Valido CSS
  • Valido XHTML 1.0 Transitional
  • Validado con TAW
SELLOS DE CALIDAD
  • Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
  • Web Médica Acreditada. Ver más información
  • Web de interés sanitario